ENLACES

Autora: Ana Muñoz

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune. En este tipo de enfermedad, el sistema inmunitario de una persona (el sistema responsable de luchar contra la enfermedad) ataca equivocadamente al propio cuerpo de la persona.

En la AR, las partes atacadas son las articulaciones. Las razones por las que esto sucede son complejas y no se entienden completamente. La artritis reumatoide provoca dolor, inflamación hinchazón y rigidez en las articulaciones de una persona, así como problemas en su funcionamiento.

Sin embargo, la AR afecta a las personas de diferentes maneras, en cuanto a los síntomas que padecen, su gravedad, y el tiempo que duran. La AR se diferencia de otros tipos de artritis (como la osteoartritis):

Ocurre generalmente en un patrón simétrico; por ejemplo, si se afecta una mano, la otra generalmente se verá también afectada.

La AR afecta a menudo a las muñecas y los dedos, aunque puede afectar a otras partes del cuerpo.

Es una enfermedad autoinmune que afecta el cuerpo entero. Una persona con AR puede sentirse cansada y débil, tiene fiebre ocasionalmente, pérdida de apetito, pérdida de peso, y malestar general.

¿Por qué utilizar las medicinas alternativas para tratar la artritis reumatoide?

Entre las muchas razones que llevan a una persona a utilizar las terapias alternativas se encuentran las siguientes:

El tratamiento convencional no está funcionando tan bien como desearían.

Un deseo de un mayor alivio de los síntomas y/o discapacidad.

Debido a los efectos secundarios del tratamiento farmacológico convencional.

Un deseo de reducir el estrés que surge de vivir con una enfermedad crónica y afrontarla mejor.

Este sitio usa cookies. Seguir navegando implica que las aceptas. 

ENLACES

Plantas y suplementos

 

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

En ellas podrás ver todos los artículos nuevos de Cepvi.com:

Facebook

Google +

Twitter

 

 

 APORTACIÓN

  ¿Deseas colaborar con una aportación económica? Haz clic en el botón: