ENLACES

Autora: Ana Muñoz

ENLACES

La adicción al sexo es muy similar a otras formas de conducta compulsiva. Una actividad normalmente saludable es desarrollada de un modo excesivo que crea problemas.

La adicción en general se caracteriza por la búsqueda repetida y compulsiva de una sustancia o actividad a pesar de sus consecuencias desagradables a nivel físico, psicológico y/o social.
En ocasiones, la adicción va acompañada de dependencia física de una sustancia, como ocurre con las drogas o el alcohol, y un síndrome de abstinencia tras la privación de dicha sustancia. En otros casos, como la adicción al luego o al sexo, no existe una dependencia física.

El síndrome de abstinencia consiste en una serie de síntomas que aparecen tras la privación abrupta de la sustancia adictiva, y se caracteriza por una sobreactivación de las funciones fisiológicas que dicha sustancia solía inhibir o por una depresión de las funciones que eran estimuladas por dicha sustancia.

La tolerancia es otro aspecto relacionado con las adicciones que consiste en una respuesta biológica o conductual disminuida ante dicha sustancia o actividad. Es decir, cada vez son necesarias dosis más altas para producir los mismos efectos.

Definición

La adicción al sexo se define como una conducta compulsiva relacionada con el sexo que escapa al control de la persona a pesar de que puede causarles problemas personales, familiares, laborales o de otro tipo.

Cuando el deseo sexual aparece, algo que sucede con frecuencia en estas personas, se van obsesionando más y más con la idea de realizar el acto sexual hasta que el deseo es demasiado intenso y lo llevan a cabo. Después, suelen tener la sensación de haber perdido el control, con sentimientos de culpa, vergüenza, desesperación y confusión. Se sienten arrepentidos, impotentes y solos, sin atreverse a hablar con nadie del problema que tienen. Este estado de ansiedad y culpa genera un malestar emocional que perpetua la conducta adictiva, como un modo de escapar al dolor emocional y al vacío que sienten.

La adicción al sexo puede tomar muchas formas, aunque se caracteriza por llevar a cabo de manera compulsiva y sin control algunas de las siguientes conductas:

  • Uso excesivo de pornografía
  • Masturbación compulsiva
  • Exhibicionismo
  • Voyeurismo
  • Fetichismo
  • Conductas sexuales de alto riesgo
  • Prostitución
  • Sexo por teléfono o internet
  • Múltiples encuentros sexuales con desconocidos

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios