ENLACES

Autora: Ana Muñoz

ENLACES

Si has recibido un diagnóstico de esquizofrenia, probablemente te estás preguntando qué va a pasar ahora y es muy posible que sientas confusión, miedo y preocupación sobre tu futuro. Ya sabías que algo marchaba mal pero ahora tienes un diagnóstico y una palabra que puede ser aterradora inunda tu mente: esquizofrenia.

¿Qué se supone que vas a hacer ahora? ¿Qué pasará contigo y con tu vida? En realidad, hay muchas cosas que puedes hacer para empezar a recuperar el control de tu vida:

1. Toma la medicación

Los fármacos son muy importantes para controlar los síntomas de esquizofrenia. Son el primer paso en el tratamiento y deberías tomarlos tal y como te ha indicado tu médico. Si no te gusta la idea de tomar medicación, recuerda que NO es lo único que puedes hacer para combatir tu enfermedad pero será necesaria para que puedas llevar a cabo todo el duro trabajo que tienes por delante.

2. Aprende todo lo que puedas sobre la esquizofrenia

Existen muchas ideas falsas sobre la esquizofrenia porque la mayoría de la gente no sabe realmente lo que es o lo que significa padecer esta enfermedad. Es importante que la conozcas bien. Algunas personas creerán que estarás teniendo alucinaciones o comportándote de manera extraña todo el tiempo y pueden sentir miedo. Por ese motivo, tendrás también que instruir a tus seres queridos para que sepan qué pueden esperar.

Cuando empieces a aprender sobre tu enfermedad, trata de responder a estas preguntas:

  • ¿Cuál es tu tipo de esquizofrenia?
  • ¿Cuáles son los síntomas de esta enfermedad y cuáles de ellos estás experimentando?
  • ¿Qué tipo de medicación tendrás que tomar y qué efectos producirá en ti, incluyendo los efectos secundarios?
  • ¿Cuál es el pronóstico? ¿Qué puedes esperar en el futuro?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles, incluyendo fármacos y psicoterapia y qué puedes esperar de ellos?

3. Haz psicoterapia

La psicoterapia es una parte esencial del tratamiento de la esquizofrenia. Solo ella puede curarte realmente o hacerte mejorar lo suficiente como para llevar una vida bastante normal. Los fármacos sirven para controlar tus síntomas de modo que estés en disposición de realizar una psicoterapia pero ellos no te curarán.

La terapia cognitivo-conductual mejora el funcionamiento diario, los síntomas y la calidad de vida incluso de personas con esquizofrenia severa. “Esta intervención puede ayudar a estos pacientes a mejorar hasta el punto de que puedan pasar al siguiente nivel de funcionamiento psicológico. Es decir, pueden pasar de estar desempleados a trabajar como voluntarios a tiempo parcial; de no estudiar a acudir a clases nocturnas; de no tener ningún contacto social a hacer un amigo o dos”, explica el psicólogo Paul Grant (Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania).

La psicoterapia usa junto con la medicación antipsicótica y otros servicios de ayuda que pueda proveer la comunidad en que vives.

Página siguiente: ¿Cómo puede ayudarte la terapia cognitivo-conductual?

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios