ENLACES

Autora: Ana Muñoz

ENLACES

Consulta: Llevo 4 meses casada y cada vez que nos peleamos mi esposo me dice que se quiere divorciar, y dijo que nuestro matrimonio depende de mi, si yo cambio y me adapto a lo que él quiere seguimos y si no me deja, yo era maestra de baile y a él no le gusta y dejé el baile por él, no quiere que les hable tanto a mis amistades a y las dejé por él, ahora dice que no debo ir tanto con mi familia (los visito 1 vez cada semana o cada dos semanas) y que si quiero seguir con él lo tengo que hacer por convicción y si me ve triste porque no voy a estar cerca de mi familia me deja, yo cada día estoy más harta de la situación y la última vez que me dijo del divorcio dije que se vaya, a última hora me arrepentí y termine diciéndole que lo intentáramos de nuevo, me siento humillada y sumisa y es algo que nunca he sido y lo quiero tanto pero no quiero seguir así ¿que hago?

Respuesta: Ten mucho cuidado; el juego en el que estás entrando es un juego muy peligroso, ya que es la puerta de entrada hacia el maltrato y el aislamiento. Es la forma típica de actuar de los maltratadores (en tu caso es, por el momento, un maltrato psicológico) y lo más probable es que continúe así, alejándote cada vez más y más de tus familiares, amistades, trabajo, etc. hasta que quedes totalmente aislada y dependiente de él y de su voluntad.

A partir de ahí se produce una espiral hacia abajo: si estás totalmente sola, sin dinero propio y sin nadie más que él, deprimida y con una autoestima baja, como suele suceder, tendrás muchas dificultades para salir de esa situación, pudiendo prolongarse durante años y hacerte sufrir mucho. Has de detener esa espiral de inmediato, negarte a ceder a su chantaje emocional desde ahora.

Para eso tendrás que perder el miedo a que él te deje, perder el miedo a estar sin él y aceptar esa posibilidad (algunas de las consultas respondidas en estas páginas te darán pistas sobre cómo hacerlo).

No obstante, lo más probable es que él tenga mucho más miedo a perderte de lo que tienes tú a perderlo a él, como suele ser habitual en estos casos. Empieza a cambiar las cosas desde este momento: busca el apoyo de tu familia y amistades; cuéntales lo que está pasando; eso te dará fuerza, aumentará tu autoestima y te hará menos dependiente y sumisa; busca un empleo o vuelve a tu trabajo anterior, gana tu propio dinero y sé independiente.

Ten presente que incluso aunque él te dejara y eso te causara dolor, será aún mayor el dolor que sentirás si dejas que él siga por ese camino.

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios