ENLACES

Autora: Ana Muñoz

ENLACES

Consulta: Deseo que se me oriente con respecto al trastorno bipolar. Hace unos 13 a 15 años sufro de depresiones que me han llevado incluso a pensar en el suicidio (nunca lo he intentado). Lo relacioné en un tiempo con mi tendencia sexual, pero después de estar en tratamiento con un psiquiatra y aceptar mi homosexualidad -que pensé que era la causa de mi depresión- sigo teniendo episodios depresivos y en ocasiones agresivos (mal humorado con personas que me rodean e incluso asocio estos con no comer).

Respuesta: por la descripción que haces de tus síntomas no es posible saber si has tenido episodios maníacos o hipomaníacos. Esos estados agresivos que mencionas pueden formar parte de la depresión. Por otra parte, el diagnóstico de trastorno bipolar sólo puede ser realizado por un profesional que haga una evaluación adecuada de todos los síntomas. No obstante, la siguiente descripción puede servirte de ayuda:

El trastorno bipolar se caracteriza por la alternancia de episodios de depresión mayor (depresión grave, con pensamientos de muerte e ideas o intentos suicidas, estado de ánimo deprimido, apatía, exceso de sueño, fatiga, auto-desprecio, actividad agitada o retardada, problemas de concentración, falta o aumento del apetito) y episodios maníacos o hipomaníacos. Tantos los episodios maníacos como los hipomaníacos tienen en común las siguientes características: grandiosidad o autoestima exagerada, necesidad de sueño reducida, locuacidad excesiva, los pensamientos fluyen con enorme rapidez, se distrae con facilidad, agitación, juicio pobre (gasta demasiado, aventuras sexuales múltiples, inversiones imprudentes, etc.).

La diferencia entre ambos tipos de episodios consiste en que en los episodios maníacos los síntomas son más intensos y tienen consecuencias perjudiciales (a nivel laboral, personal o social; por ejemplo, ser despedido, perder la casa en una apuesta, etc.) o requiere la hospitalización para proteger al paciente o bien cursa con síntomas psicóticos (delirios, alucinaciones). Por el contrario, en los episodios hipomaníacos no aparecen síntomas psicóticos, no se requiere hospitalización y son capaces de seguir funcionando más o menos bien a nivel laboral, personal y social. El episodio maníaco dura al menos una semana y el hipomaníaco al menos 4 días.

También existen episodios mixtos, en los que casi cada día se alterna entre síntomas de depresión mayor y síntomas de episodio maníaco.

Por otro lado, el trastorno ciclotímico se caracteriza por la alternancia de numerosos episodios hipomaníacos y numerosos episodios de depresión leve durante al menos dos años.

El cuanto a la depresión, puede serte de utilidad leer el apartado que hemos dedicado a ese tema haciendo clic aquí.

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios