ENLACES

Autora: Ana Muñoz

ENLACES

El síndrome del intestino irritable (SSI) consiste en una alteración del hábito intestinal (diarrea, estreñimiento o ambos alternando), junto con la presencia de dolor abdominal, sin que exista una causa orgánica o enfermedad médica que lo justifique.

Prevalencia

Suele ser más frecuente entre los 20 y los 40 años de edad, siendo raro en la adolescencia o después de los 60.

También parece darse más en mujeres, aunque esto puede ser debido a que las mujeres están más interesadas en los problemas de salud y tienen más probabilidades de reconocer y expresar en las consultas médicas las variaciones en sus hábitos intestinales.

Estrés y SSI

Los síntomas tienden a aparecer y desaparecer y se deben a trastornos de la motilidad influidos por factores psicológicos. Entre el 50 y el 80 % de las personas con síndrome del intestino irritable afirman que existe una asociación entre la aparición o agravación de los síntomas y los acontecimientos estresantes.

El tipo de acontecimientos estresantes que viven estos pacientes es similar al que suele experimentar la mayoría de las personas. Por tanto, lo importante no es el evento vivido, sino cómo lo interpreta o maneja cada persona, lo cual hace que se vea afectada en mayor o menor medida. Es decir, estas personas presentan una reacción más marcada al estrés ambiental. Algunos investigadores sugieren que esto se debe a un desequilibrio del sistema nervioso autónomo a nivel general o a un déficit de recuperación del sistema nervioso autónomo frente al estrés.

Parece ser que el acontecimiento vital estresante que más afecta a las mujeres está relacionado con los problemas familiares o de pareja; mientras que el que más afecta a los hombres tiene que ver con el trabajo.

No es extraño encontrar que las personas con este trastorno han vivido situaciones de deprivación durante su infancia, como la pérdida o muerte de uno de sus padres o rupturas familiares conflictivas. También se han encontrado numerosos casos con historias de abuso sexual o físico en la infancia entre este tipo de pacientes.

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios