ENLACES

ENLACES

Prevalencia

El vitíligo es una enfermedad frecuente, con una prevalencia del 1-2 % en lugares geográficos muy diferentes. Afecta a mujeres y hombres por igual, así como a cualquier raza. Al menos la mitad de las personas que desarrolla esta enfermedad experimentan cierta despigmentación de la piel antes de los 20 años de edad. La mayoría la desarrolla antes de los 40 años de edad. Alrededor del 20 % tienen algún familiar con este mismo trastorno.

Los patrones del vitíligo

Generalmente, el vitíligo aparece en uno de estos tres patrones:

  • Patrón focal, en el que la despigmentación se limita a una o unas pocas áreas de la piel.
  • Patrón segmentario, en el que los parches de despigmentación sólo se producen en un lado del cuerpo.
  • Patrón generalizado, cuando ocurre simétricamente en ambos lados del cuerpo.

Los patrones focal y segmentario no se extienden, sino que permanecen en la zona o zonas del cuerpo afectada. El vitíligo generalizado puede extenderse, aunque no hay modo de predecir si lo hará o no. Aunque en algunos casos el trastorno no se extiende, por lo general es progresivo y con el tiempo se van a afectando cada vez más zonas del cuerpo

¿Puede curarse?

Alrededor del 30 % de las personas afectadas se recuperan espontáneamente. En otras ocasiones pueden producirse ciclos de pérdida de pigmentación seguidos por periodos de estabilidad, de forma indefinida. El estrés contribuye a aumentar la despigmentación.

Los efectos emocionales del vitíligo

Aunque el vitíligo no es una enfermedad médicamente peligrosa, puede tener importantes efectos emocionales negativos. Es frecuente que las personas que padecen vitíligo se sientan rechazadas o señaladas, sobre todo si los parches blancos se producen en zonas visibles del cuerpo, como la cara. Pueden tener sentimientos de inadecuación, pérdida y frustración, así como baja autoestima o depresión. Este estrés que causa la misma enfermedad puede también contribuir a su agravación y permanencia.

Los adolescentes, que suelen estar especialmente preocupados por su apariencia física, pueden sentirse devastados por este trastorno. Algunas personas con vitíligo se sienten avergonzadas, deprimidas o preocupadas por las posibles reacciones de los demás.

Muchas personas suelen utilizar productos cosméticos que les ayudan a igualar el color de la piel, y sentirse mejor. En algunos casos puede ser necesaria la ayuda de un psicólogo para afrontar los efectos emocionales de esta enfermedad.

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios