ENLACES

Autora: Ana Muñoz

Efectos

Tiene un efecto antihelmíntico, antimicrobiano, antioxidante, antiputrescente, antirreumático, antiséptico (intestinal, pulmonar genitourinario), antiespasmódico, antitusígeno, antitóxico, astringente, diurético, afrodisíaco, bactericida, tónico nervioso, balsámico, revulsivo, carminativo, cicatrizante, emenagogo, rubefaciente, parasiticida, estimulante del sistema inmunitario y de la circulación, vermífugo.

Características

El aceite esencial de tomillo se obtiene por destilación acuosa o al vapor de las hojas y brotes florales frescos.

Combina bien con los aceites de limón, pino, lavandín, romero, bergamota, lavanda, mejorana, melisa y bálsamo del Perú.

Usos terapéuticos

- Piel: cortes, contusiones, quemaduras, abscesos, acné, dermatitis, sarna, piojos, picaduras de insectos, piel grasa, infecciones de las encías.

- Aparato respiratorio: bronquitis, laringitis, sinusitis, amigdalitis, catarro, tos, asma.

- Circulación, músculos y articulaciones: artritis, reumatismo, dolor muscular, torceduras, lesiones deportivas, celulitis, gota, obesidad, mala circulación, edema.

- Aparato digestivo: dispepsia, flatulencia, diarrea,

- Sistema inmunitario: enfermedades infecciosas.

- Sistema nervioso: insomnio, debilidad nerviosa, enfermedades por estrés, dolor de cabeza.

Precauciones

De los diversos tipos de aceite de tomillo, el aceite de limón y el de tipo "linalol" son menos tóxicos, no irritantes y no suelen producir reacciones alérgicas.

No usar en caso de hipertensión.

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios