ENLACES

Autora: Ana Muñoz

ENLACES

Son muchas las dietas que existen para perder peso y todas ellas dicen ser las mejores, de modo que puede ser difícil seleccionar una dieta que ayude a perder peso sin perder la salud. Aunque es cierto que existen dietas que son perjudiciales para la gran mayoría de las personas, lo cierto es que no hay ninguna dieta que sea la mejor para todos, ya que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra.

Veamos algunas de las dietas más populares y lo que la investigación científica dice de ellas.

1. AYUNO INTERMITENTE

Las dietas basadas en ayunos intermitentes implican hacer un ayuno total o parcial cada cierto tiempo. Existen varios tipos. Entre los más comunes están los siguientes:

- Método 16/8. Consiste en comer todos los alimentos del día durante un periodo de 8 horas seguidas (durante el día) y ayunar durante 16 horas seguidas. Lo ideal es empezar las 16 horas de ayuno a las 7 de la tarde. Por ejemplo, puedes empezar hacer tu primera comida a las 11 de la mañana y la última a las 7 de la tarde. Puedes comer de forma normal, sin necesidad de contar calorías.

- La dieta 5:2. Durante 2 días a la semana (no consecutivos) comes solo unas 500-600 calorías y el resto de los días comes con normalidad.

- Ayunos de 24 horas. Consiste en ayunar durante todo el día una o dos veces a la semana en días no consecutivos.

Pérdida de peso. Los ayunos son muy efectivos para perder peso debido a la restricción calórica que implican y suele perderse más peso que con otras dietas. Además, produce una menor pérdida de masa muscular que otras dietas y puede aumentar la tasa metabólica entre un 3,6 y un 14 % a corto plazo, según los estudios (1, 2).

Beneficios. El ayuno intermitente puede reducir los niveles de inflamación y equilibrar los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre. Además, puede aumentar los niveles de hormona del crecimiento, mejorar la sensibilidad a la insulina, mejorar la reparación celular y reducir la expresión alterada de genes. Investigaciones realizadas con animales sugieren que puede ayudar en el crecimiento de nuevas neuronas y proteger contra el Alzheimer y el cáncer.

Desventajas. No es un método adecuada para aquellas personas a las que les cuesta mucho ayunar y luego tienden a compensar comiendo en exceso durante los periodos de no ayuno. Deberían evitar el ayuno las personas muy sensibles a las caídas de glucosa en sangre, las mujeres embarazadas o que están amamantando y los adolescentes y niños.

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios