ENLACES

Autora: Ana Muñoz

Aunque muchas personas han oído hablar de la enfermedad celíaca, que consiste en una reacción grave al gluten, no todos saben que el gluten podría causar también diversos síntomas a personas que solo tienen una leve intolerancia o sensibilidad al gluten, como dolores de cabeza, problemas digestivos y dolores musculares, entre otros.

Los expertos no acaban de ponerse del todo de acuerdo respecto a estos efectos dañinos del gluten pero sí parece claro que diversas enfermedades mejoran con una dieta libre de gluten. Además, son cada vez más las personas que optan por dejar de tomarlo porque notan que se sienten mejor y que algunos de los síntomas que padecían desde hace tiempo mejoran o desaparecen.

Los síntomas que se describen a continuación pueden tener diversas causas. No obstante, si padeces alguno de ellos desde hace tiempo y no encuentras la causa ni la solución, no te hará ningún daño pasar un tiempo haciendo una alimentación libre de gluten para comprobar su efecto.

¿Qué es el gluten?

El gluten es una proteína presente en cereales como trigo, espelta, centeno y cebada. La enfermedad más grave causada por el gluten recibe el nombre de enfermedad celíaca, que afecta al 0,7-1 % de la población. Se produce debido a una reacción autoinmune cuando el gluten llega al aparato digestivo, que causa degeneración de las paredes intestinales, deficiencias nutritivas y problemas digestivos graves, entre otros problemas.

Otras personas, en cambio, padecen sensibilidad al gluten no celíaca, que es una reacción adversa al gluten en personas que no padecen la enfermedad celíaca.

Hay que tener en cuenta que, por ahora, existen pocas evidencias científicas que indiquen que exista esta sensibilidad. También es posible que sean otros componentes de la harina de trigo los causantes de los síntomas. Es decir, aún no contamos con suficientes investigaciones, de modo que tendrás que ser tú quien se convierta en el investigador de tus propios síntomas. Si, por ejemplo, dejas de comer harina de trigo (y cualquier alimento que la lleve) y ves que tus dolores de cabeza desaparecen, entonces está claro que algo en el trigo te está haciendo daño.

Síntomas más comunes de intolerancia al gluten

  • Hinchazón abdominal y gases después de comer. Es uno de los síntomas más típicos de la intolerancia al gluten.
  • Diarrea, estreñimiento o heces de un fuerte olor desagradable debido a la mala absorción de nutrientes.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor de cabeza y migrañas.
  • Enfermedades de la piel. La dermatitis herpetiforme es uno de los síntomas típicos de la enfermedad celíaca y puede darse también en personas con sensibilidad al gluten. Además, otros problemas de la piel pueden experimentar una mejoría cuando se hace una dieta sin gluten, como la psoriasis, la alopecia areata y la urticaria crónica.
  • Depresión. La depresión es también más común entre personas con intolerancia al gluten.
  • Ansiedad y ataques de pánico.
  • Anemia por falta de hierro. Puede producirse debido a la inadecuada absorción de nutrientes en la enfermedad celíaca. Cursa con síntomas como cansancio, sensación de falta de aire, mareos, dolor de cabeza, palidez y debilidad. Este tipo de anemia puede ser uno de los primeros síntomas de enfermedad celíaca.
  • Enfermedades autoinmunes. La enfermedad celiaca es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca al propio sistema digestivo tras consumir gluten. Tener esta enfermedad hace que una persona tenga también un riesgo mayor de tener otras enfermedades autoinmunes, como enfermedad de la tiroides.
  • Dolores musculares y articulares. El gluten puede provocar inflamación en personas sensibles a él, dando lugar a dolores generalizados, incluyendo dolor muscular y articular.
  • Mente nublada. La expresión “mente nublada” hace referencia a una falta de claridad mental, con problemas para pensar y cierta confusión, con una sensación de distanciamiento del mundo circundante, como si no estuvieran del todo despiertos, aunque no tengan sueño. Suele estar presente la mayor parte del tiempo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos de estos síntomas son solo típicos de la enfermedad celiaca. La sensibilidad al gluten no celiaca no se ha asociado con un aumento del riesgo de enfermedades autoinmunes, malabsorción o deficiencias nutricionales.

Hacer una dieta libre de gluten puede ser complicado

Hay una gran cantidad de alimentos que están hechos a base de harina de trigo, como croquetas, alimentos rebozados, pizzas o dulces, por poner solo unos pocos ejemplos. Además, el trigo se añade también a diversos alimentos cuyo componente principal no es necesariamente la harina. Por tanto, para hacer una dieta totalmente libre de gluten tendrás que empezar a leer todas las etiquetas con cuidado y, ante la duda, comprar solo productos donde ponga “libre de gluten”.

El gluten se encuentra en los siguientes alimentos: trigo, espelta, centeno, cebada, escanda, triticale, kamut. Por tanto, puede encontrarse en productos elaborados con estos cereales, como pan, pasta, cerveza, dulces, galletas, salsas, entre otros.

El gluten puede estar presente en todo tipo de alimentos procesados, de manera que el mejor modo de evitarlo consiste en comer alimentos lo más naturales posible.

Una buena alternativa es la avena, que no contiene gluten y es bien tolerada. Hay que tener en cuenta, no obstante, que algunos alimentos, como la avena, se procesan en las mismas máquinas que procesan los alimentos a base de trigo, de modo que pueden contener trazas de trigo. Mira la etiqueta y busca que ponga “libre de gluten”.

Algunos suplementos alimenticios y fármacos pueden contener también gluten.

Cereales sin gluten

Hay muchos cereales que pueden usarse para sustituir al trigo o a otros cereales con gluten. Entre los cereales que no contienen gluten se encuentran los siguientes: quinoa, arroz, maíz, lino, mijo, sorgo, tapioca, trigo sarraceno, amaranto y avena. Por cierto, el amaranto podría considerarse como un “súper alimento” por su alto valor nutritivo.

Este sitio usa cookies. Seguir navegando implica que las aceptas. 

ENLACES

Plantas y suplementos

 

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

En ellas podrás ver todos los artículos nuevos de Cepvi.com:

Facebook

Google +

Twitter

 

 

 APORTACIÓN

  ¿Deseas colaborar con una aportación económica? Haz clic en el botón: