ENLACES

Autora: Ana Muñoz

ENLACES

En la mayoría de los casos, la sequedad vaginal se debe a una disminución de los niveles de estrógenos. Dado que estos niveles tienden a decaer con la edad, la sequedad vaginal es más frecuente en mujeres más mayores, aunque puede ocurrir a cualquier edad.

La sequedad vaginal es común durante la menopausia (la experimentan aproximadamente una de cada tres mujeres) y suele ser aún más común después de la menopausia. Normalmente, las paredes de la vagina se mantienen lubricadas con una fina capa de fluido. Los estrógenos ayudan a mantener esa lubricación y mantienen la pared vaginal elástica y sana. Al bajar los niveles de estrógenos durante la menopausia, se reduce la cantidad de fluido disponible en la pared vaginal y ésta se vuelve más fina y menos elástica. Esto se conoce como atrofia vaginal.

Los niveles de estrógenos pueden reducirse debido también a las siguientes causas:

  • Tabaco
  • Trastornos inmunes como el síndrome de Sjögren.
  • Extirpación de los ovarios
  • Tratamiento para el cáncer, como radioterapia, quimioterapia o terapia hormonal.
  • Ciertos medicamentos, como los usados para las alergias y los resfriados, antidepresivos, fármacos antiestrógenos.

La sequedad vaginal puede deberse también a otras causas, como infecciones, de modo que es conveniente que vayas al médico para un diagnóstico adecuado.

Muchas mujeres usan un tratamiento con estrógenos como un modo de aliviar la sequedad vaginal. No obstante, tomar estrógenos puede tener efectos secundarios como: ganancia de peso, retención de líquidos, náuseas, dolor de cabeza, sensibilidad en los pechos, manchas en la piel y aumento del riesgo de accidente cerebrovascular, coágulos en la sangre y cáncer de mama y ovario. Por este motivo, es conveniente usar métodos más naturales como los siguientes:

Aceites naturales lubricantes

Aceites naturales como el de jojoba, coco, oliva virgen extra o aloe son una buena alternativa para mantener la vagina lubricada.

Kwao Krua blanca

En un estudio* realizado en el 2007 con mujeres postmenopáusicas, se vio que tomar esta planta todos los días durante 24 semanas reducía la sequedad vaginal. Sus tubérculos contienen fitoestrógenos.

Soja

Contiene fitoestrógenos, que ayudan a reducir la sequedad vaginal y los síntomas relacionados con la menopausia.

Black Cohcosh (cimicífuga)

La cimicífuga, que suele encontrarse en los herbolarios con el nombre inglés de black cohcosh podría también, según algunos autores, aliviar los síntomas de la menopáusia, aunque no hay sufiecientes estudios para demostrar su efectividad.

Sauzgatillo (vitex agnus castus)

Esta hierba ayuda a normalizar las hormonas sexuales y puede ayudar a eliminar muchos de los síntomas de la menopausia, incluyendo la sequedad vaginal.

Dong quai

Esta hierba tiene una larga historia de uso en la medicina tradicional china. Ayuda a minimizar los síntomas de la menopausia. En combinación con hierbas como cohosh negro, sauzgatillo y ginseng siberiano, dong quai parece ser útil para controlar los sofocos y reducir la sequedad vaginal.

Ginseng siberiano

Se han realizado estudios que indican que el ginseng siberiano podría tener muchas de las propiedades del los estrógenos. Produce un efecto similar al estrógeno en la mucosa vaginal, que tiene como resultado el alivio de la sequedad vaginal que acompaña a la menopausia.

Manzanilla

Lavarse con una infusión de manzanilla es un buen remedio para vaginitis atrófica. Puede ayuda a reducir el picor, la descarga vaginal y la sequedad vaginal.

Alimentación

  • Procura tomar suficiente agua para mantened tu cuerpo siempre bien hidratado.
  • Haz una alimentación rica en ácidos grasos omega-3. Por ejemplo, tomando dos o tres veces por semana pescados grasos como el salmón, la caballa o el atún. También son buenas fuentes las semillas de lino, de sésamo y de girasol.
  • Alimentos ricos en isoflavonas. Pueden ayudar con los niveles de estrógenos reducidos. Se encuentran en la soja, semillas de lino, legumbres, cerezas, nueces, manzanas, apio.

Productos de higiene

Procura que los productos de higiene vaginal que utilices sean naturales. O bien, utiliza una pastilla de jabón en vez de un gel, puesto que el jabón desparece totalmente con el agua tras el lavado mientras que el gel suele dejar residuos en la piel.

Ejercicio

Veinte minutos de ejercicio cardiovascular al menos tres veces a la semana, no solo ayuda a aumentar el flujo sanguíneo (incluido el vaginal) sino que también ayuda a mantener el equilibrio hormonal al estimular las glándulas adrenales y los ovarios.

 

 

.....................

*Manonai J, Chittacharoen A, Theppisai U, Theppisai H. "Effect of Pueraria mirifica on vaginal health." Menopause. 2007 14(5):919-24.

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios