ENLACES

Autora: Ana Muñoz

ENLACES

El vitíligo consiste en una despigmentación de la piel y membranas mucosas debido a la destrucción de los melanocitos, que son las células encargadas de dar a la piel su color natural.

Esta despigmentación hace que aparezcan parches de color blanco y forma irregular. Puede aparecer en cualquier parte de la piel. La extensión que alcanzan es muy variable, pero no es frecuente la despigmentación total.

El cabello de las zonas afectadas también se vuelve blanco. Los ojos también pueden verse afectados por despigmentación de la retina y coroides.

Las zonas más comunes de despigmentación son:

  • Cara, cuello, ojos, pezones, ombligo, genitales.
  • Pliegues de la piel, como axilas e ingles.
  • Zonas donde ha habido lesión (cortes, magulladuras, quemaduras, etc.)
  • Alrededor de lunares.
  • Pelo.
  • Puntos de prominencia ósea, como codos y rodillas.

Aunque muchas personas con vitíligo no padecen ninguna otra enfermedad, existen algunas enfermedades asociadas al vitíligo, como la tiroiditis de Hashimoto, enfermedad de Graves, diabetes (en general insulinodependiente), enfermedad de Adison, Hipoparatoroidismo, anemia perniciosa, candidiasis mucocutánea crónica, esclerodermia, alopecia areata, halo nevo y melanoma maligno.

La exposición al sol puede ser peligrosa para estas personas, debido a la falta de células pigmentarias, por lo que pueden desarrollar cáncer de piel.

COOKIES. Esta página utiliza cookies. Seguir navegando implica que las aceptas.

ENLACES

Cosmética natural y complementos alimenticios