Autora: Ana Muñoz

Este término designa un grupo de enfermedades tiroideas que tienen en común la existencia de una inflamación de la glándula tiroides. Algunas de estas enfermedades son las siguientes:

Tiroiditis subaguda, granulomatosa o De Quervain

Es una enfermedad inflamatoria del tiroides de aparición frecuente. Puede aparecer a cualquier edad, aunque es rara en niños. Es más frecuente en mujeres y entre la segunda y la quinta década de la vida.

Su etiología es desconocida, aunque varios aspectos clínicos apoyan la hipótesis de que se trata de una infección vírica.

La glándula aparece aumentada de tamaño y puede afectar a un solo lóbulo o a los dos de forma conjunta o sucesiva.

Cuadro clínico

La mayoría de los pacientes comienzan presentando un periodo de afectación de las vías respiratorias superiores, fiebre, astenia y malestar general, que se sigue del característico dolor cervical anterior irradiado a las mandíbulas y los oídos. En el 50 % de los casos existe hipertiroidismo.

En esta primera fase, la glándula está aumentada de tamaño y consistencia y es dolorosa a la palpación. Esta fase dura unas pocas semanas y da paso a otra, también transitoria, que cursa con una producción normal de hormonas tiroideas en el que desaparecen el dolor y la fiebre.

Luego se da un tercer estadio de hipotiroidismo más o menos evidente que puede durar de varias semanas a varios meses. Finalmente, más del 90 % de los pacientes recuperan la función normal del tiroides y se restablecen por completo de forma espontánea en un plazo de 2-6 meses.

La enfermedad puede recurrir en algún paciente y en menos del 10% de ellos, progresar hacia hipotiroidismo permanente.