Autora: Ana Muñoz

El mareo es la sensación de estar girando o de que el mundo gira a tu alrededor. Puede ser una sensación leve, o puede ser lo bastante intensa como para hacerte caer.

La mayoría de las veces, la causa del mareo es algo sin demasiada importancia. Muchas personas tienen esta sensación cuando se levantan demasiado deprisa después de estar tumbados o sentados mucho tiempo. El mareo puede producirse también por viajar en automóvil, avión, etc., por hiperventilación, fiebre, acumulación de cera en el oído o por efecto del alcohol, o medicamentos. Otras causas del mareo son: alergias alimenticias, hipertensión, ansiedad, arteriosclerosis, anemia, hipoglucemia, hipotiroidismo, y diabetes. En la enfermedad de Meniere se producen náuseas, vómitos, pérdida de audición y mareo.

Alimentación

Ciertas deficiencias nutricionales puede dar lugar a mareo. Basa tu alimentación en una cocina con alimentos integrales y preparados en casa.

Haz varias pequeñas comidas al día en vez de hacer tres comidas mayores: Esto mantendrá tus niveles de glucosa estables.

En algunos casos, el mareo se ha asociado con una falta de vitaminas del grupo B. Una buena fuente de estas vitaminas es la levadura de cerveza. También el arroz integral y las verduras de hoja verde. Estas vitaminas ayudan también a aliviar la ansiedad.

El mareo puede estar causado también por una pobre circulación cerebral. Mejorarás la circulación en tu cerebro añadiendo ajo, cebolla y cayena a tus comidas.

Evita el alcohol, pues puede agravar el mareo aunque no esté causado por el alcohol. Evita también los dulces, pues el azúcar puede hacer que los niveles de glucosa en sangre suban con rapidez y luego caigan, causando mareo en algunas personas.

El exceso de sal puede afectar al oído interno. Reduce la sal y las comidas ricas en ella, como comida precocinada, comida enlatada o procesada.

Evita la comida con aditivos.

Hierbas y suplementos

Ginkgo biloba. Mejora la circulación en el cerebro y oído interno. Toma 120 mg dos o tres veces al día.

Jengibre. Ayuda a aliviar las náuseas y el mareo. Toma de 300 a 500 mg ó 2 ó 3 ml tres veces al día.

Withania somnifera. Esta planta, conocida con el nombre de bufera, es un tónico mental, útil cuando el mareo está relacionado con agotamiento nervioso o exceso de trabajo.

Ginseng (Panax ginseng). Esta hierba fortalece las glándulas adrenales. Si estas glándulas no funcionan correctamente, puede producirse hipotensión, que a su vez puede causar mareo.

Vitaminas del grupo B. Ayuda a combatir los efectos del estrés y la ansiedad, que a veces pueden estar asociados al mareo. Toma 50 mg dos veces al día.