Autora: Ana Muñoz

¿Sientes temor o incomodidad cuando estás con otras personas? ¿Se te hace difícil estar en el trabajo o escuela? Lee las siguientes frases y anota los problemas que tienes:

- Tengo un miedo terrible de hacer o decir algo que me cause vergüenza frente a los demás.

- Siempre siento mucho temor de cometer un error y los demás me vean y juzguen.

- Mi temor a ser avergonzado hace que evite hacer cosas que quiero hacer o hablar con las personas.

- Si anticipo que voy a conocer a alguien, me preocupo días o hasta semanas antes.

- Me sonrojo, sudo mucho, tiemblo o siento que voy a vomitar antes y durante un evento en el que voy a estar con personas que no conozco.

- Usualmente me alejo de situaciones sociales tales como eventos de la escuela o eventos en los que hay la posibilidad de tener que hablar en público.

- A menudo tomo alcohol para que estos temores se vayan.

- Si has señalado más de uno de estos síntomas, puede ser que padezcas de fobia social.

1. ¿Qué es la fobia social?

La fobia social es un trastorno real que puede tratarse.

Si tienes fobia social, te preocupa mucho la posibilidad de avergonzarte en frente de los demás. Tu temor puede ser tan fuerte que te impide hacer tus tareas cotidianas. Puede ser que tengas dificultad para hablar con los demás en el trabajo o en la escuela. Tu temor puede llegar a impedirte ir al trabajo o escuela en ocasiones.

Puede ser que te preocupe sonrojarte o estremecerte en presencia de los demás. Puede ser que estés convencido de que las demás personas te están observando simplemente en espera de que cometas un error. Aún hablar por teléfono, firmar un cheque en la tienda o ir a un baño público te causan temor.

Muchas personas se sienten un poco nerviosas antes de conocer a alguien o antes de dar un discurso. Pero las que padecen de fobia social se preocupan con semanas de anticipación. Pueden llegar a hacer cualquier cosa por evitarlo o cancelar el evento.

2. ¿Cuándo comienza la fobia social y cuánto dura el trastorno?

La fobia social usualmente comienza en la niñez o adolescencia. Cualquier persona puede padecer de fobia social. Sin tratamiento, la fobia social puede durar muchos años o incluso toda la vida.