Autora: Ana Muñoz

Se trata de dietas que ayudan a limpiar el organismo e impiden que se cargue de toxinas como ácido úrico, colesterol, etc. Es apropiada para desintoxicar el cuerpo y tras haber pasado una enfermedad, pues ayuda a recuperar el equilibrio nutricional.

La dieta hipotóxica es una alimentación baja en purinas. A través de la alimentación no sólo llegan nutrientes a nuestro organismo, sino también ciertas sustancias que resultan tóxicas. Pueden ser sustancias que ingerimos directamente, como aditivos, o bien sustancias tóxicas procedentes del metabolismo de algún alimento. Por ejemplo, el ácido úrico es una sustancia altamente tóxica que se genera como consecuencia del metabolismo de las purinas (sustancias procedentes de alimentos como carnes, mariscos, legumbres secas, café, cacao, té, cola, etc.) El ácido úrico ha de ser eliminado rápidamente, pues de lo contrario puede causar múltiples problemas como cálculos renales o de vesícula, ciática, gota, artritis, etc. Los animales carnívoros tienen una enzima llamada uricasa que descompone el ácido úrico en una sustancia mucho más fácil de eliminar. Sin embargo, esta enzima no está presente en el ser humano, por eso es más difícil eliminar el ácido úrico cuando alcanza niveles elevados. Por tanto, una alimentación inadecuada puede ser fuente de enfermedades.

Menús hipotóxicos

- Media hora antes del desayuno tomar un vaso de zumo natural de una de estas frutas: manzana, zanahoria, uva, pera o naranja. Añadir al zumo una cucharadita de levadura de cerveza.

1. Desayuno. A lo largo de la semana puede elegirse entre los siguientes menús:

1. Higos con yogur natural y pan integral tostado. Una taza de malta con leche de almendras.
2.Uvas pasas, requesón casero y dos rebanadas de pan tostado. Además, elegir una fruta entre: uvas, peras, melocotón, mandarinas o granadas.
3. Elegir entre: piña natural, plátano, cerezas o manzana. Manzanas asadas con nata casera y tarta de requesón.
4. Sopa de copos de avena con 6 dátiles y dos manzanas.
5. Pan integral tostado (tres rebanadas) con ajo crudo rallado encima con un chorrito de aceite de oliva encima. Zumo natural de manzana y requesón casero.

- Media hora antes del almuerzo, puede tomarse un vasito de zumo de perejil, apio y manzana (todo mezclado). Este zumo es muy útil en casos de artritis, ácido úrico y exceso de colesterol. Es diurético, mineralizante y un gran depurativo.